La afición sigue gritando insultos homofóbicos y la Federación Mexicana de Futbol cada día aumenta su presión y sus castigos.

La Comisión Disciplinaria de FMF, informó que determinó sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco para el encuentro Atlas vs. Tijuana el próximo 31 de enero, del Torneo Clausura 2020; en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la jornada 2 entre el Atlas y el Puebla F.C.

Si la afición mexicana sigue gritando insultos homofóbicos en los estadios de futbol de México, la que peligra es la Selección Mexicana de Futbol.