Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas, sabemos perfecto que el tiempo en bien importante y más cuando estamos en la acción sabrosa del delicioso.

El tiempo en el momento del sexo es un factor primordial al instante de nuestros encontronazos, ¿por qué? ¡Porque mientras más dure dura, mejor, my darlings!

Es sabido que queremos que nuestro encuentro sexual sea fantástico, maravilloso y de varias equis como en las películas porno, pero mis cielas, la vida real es otra cosa y lo sabemas.

Y como el tiempo es oro, debemos disfrutarlo e incrementarlo lo más que se pueda. Un artículo en el The Journal Sexual Medicine reveló que son seis minutos los que los hombres duramos en el acto sexual sin parar. Sí, leyeron bien: seis minutos es la duración y ¡pos´ así no rinde ni se disfruta el delicioso, manas!

El durar mucho tiempo (valga la redundancia, hijas) es cuestión de alta importancia en muchos o en casi todos los hombres al momento del sexo, pero ojo, mis vidas, en caso de que sea menor la duración sexual no implica que exista alguna falla en la erección, peeeero si sí lo es, de inmediata vayan al médico.

No está de más decirles y recordarles que todos los encuentros sexuales deben ser de mucho respeto, cuidado y protección máxima, así que utilicen los condones que mejor consideren que les ayuda a tener mayor sensibilidad en su pene y con el que podrían ofrecer mejor placer a su pareja.

Lo que les decía del tiempo es que deben estar atentos al acto pero a la vez relajar el cuerpo, es decir, apretar y aflojar, sentir al máximo y que no existe ninguna prisa. Claro, si se echan un rapidongo very fast a la corre y corre, cuídense sexualmente.

Regresando al tema, revisen y sientan su ritmo cardiaco, y por supuesta el de su pareja; vayan comunicando las cosas; hagan juntos ejercicio, ¡realicen cardio, manas!

Ya que estamos en esto del ejercicio, mis cielas, como andan de seguro ya bien acuerpadas, echen mano de su pelvis bien ejercitada. Pongan en práctica lo aprendido en los gimnasios o en las clases de zumba y recuerden que los músculos pélvicos están debajo de la próstata y el recto.

La clave está en que le deben brindar el tiempo necesario a la hora de la actividad sexual para que sepa y se sienta rico y muy a gusto, porque es muy conocido que las cosas express son no tienen sabora.