Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

¡Volvió la que andaba ausente!

Mi Ellen DeGeneres ya soltó prenda y habló de las acusaciones que hace unos meses le hicieron unos ex trabajadores que la señalaron de ser mala onda, jija, canija y hasta por momentos racista.

Y es que la presentadora de televisión rompió el silencio al volver a la pantalla y estrenar la temporada 18 de The Ellen DeGeneres Show, en donde abordó el tema de acoso laboral y toxicidad.

El programa nuevo, que fue grabado, se estrenó ayer domingo 20 de septiembre y durante la realización, mi Ellen estuvo acompañada por su esposa Portia de Rossi.

Recordemas que en el verano pasado (hoy inicia el otoño, manas) de entre 10 y 12 empleados hablaron de forma anónima sobre sus experiencias en el set de televisión con DeGeneres y aseguraron que habían sido penalizados, entre otras cosas, por tomar licencia médica y que sufrieron casos de agresiones raciales.

Este grupo de ex trabajadores habían acusado a Ellen de explotadora, de realizar malas prácticas laborales y ser tóxica, básicamente que ¡es un ogro!

La Warner Bros realizó una investigación interna que terminó en agosto cuando la conductora, de 62 años, habló por medio de una videoconferencia con cerca de 270 empleados en donde ofreció disculpas y confirmó que Ed Glavin, Kevin Leman y Jonathan Norman, los tres principales productores del programa, ya no estaban más en el equipo.