Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Por Diego Loyola: Hijas e hijos del mundaaaaaaa, una vez más mi amada comunidad trans está de luto, y no solo es Colombia sino todo el mundo. Desgraciadamente hoy nuevamente tenemos un crimen de odio de por transfobia.

Mi hija Luisa Ávila Henao desapareció 8 días, desgraciadamente fue encontrada en un caño del municipio de Buga, en Valle de Cauca.

Mi amada Luisa Ávila Henao estaba por cumplir apenas 24 años, desgraciadamente no pudo llegar a celebrarlo. El día lunes, fue hallado su cuerpo dentro de un caño, muy cerca de una cárcel manas. Luisa, el 26 de julio salió de la casa de su hermano y no se volvió a saber de ella hasta después de 8 días, cuando fue encontrada sin vida. El cadáver ya se encontraba en estado de descomposición y cabe mencionar que presentaba su cadáver señales de maltrato.

Mi adorada hija era conocida en Buga como activista de las personas trans y de de la comunidad LGBTTIQ. Tras 10 años de trabajo como activista, colaboraba en la oficina de la Mujer del municipio. Esta perdida causa un gran impacto nuevamente en la comunidad, en Colombia y en el mundo. Una vez que se realizó el levantamiento del cuerpo, se despidieron de mi hija en un vehículo que la transportaba con aplausos.

Solamente faltaban 12 días para el cumpleaños de mi adorada Luisa, y desgraciadamente no pudo celebrarlos más. Cabe mencionar, que no es la única tragedia similar en la familia Ávila Henao, ya que en febrero asesinaron a Luis Alberto, hermano de mi adorada Luisa, hecho que ya se está investigando para saber si existe alguna conexión entre los dos casos.

Este transfemicidio se convierte en el noveno en Colombia desde marzo, y esperamos que no quede en una estadística más y que en verdad manas se encuentre al culpable que cometió este crimen de odio.