Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas, bien sabemos que una de las zonas claves a la hora del delicioso y placer, en nosotros los hombres, es la próstata.

Sin importar el rol (act, pas, vers, etc…) es necesario estimularla de vez en vez para conocerla mejor, a fondo, porque es fundamental a la hora de eyacular, mis vidas, y sumará un deleite sexual que si no lo conocen, se lo están perdiendoooo, pero si ya lo dominan, obviamente saben de lo que les estoy escribiendo. Todos los hombres, sin importar la preferencia sexual, deberían ejercitarla.

Como bien saben, la próstata se localiza entre el recto y la vejiga, y brindar masaje en esa zona ayuda a que no se inflame, porque si esto sucede, la vejiga se irrita. ¿Cuál es la señal, aquí? Al momento de hacer pipí podrán saberlo (si hay molestia deberán acudir al médico).

Ejercitarla fortalece y ayuda a limpiar la próstata de toxinas, aumentando el flujo de sangre a través de ella. Recordemos que es una glándula que secreta fluidos seminales y además, es un músculo que se contrae y expande para nuestro placer, o sea, de aquí viene el éxito de las erecciones; como la próstata elimina toxinas, protege a los espermatozoides.

Manas, ojo aquí: una ventaja top del ejercitar la próstata es que ayuda a controlar la eyaculación y la duración y fuerza de las erecciones.

Ya sé que me van a preguntar que qué ejercicios se deben realizar y a continuaciona les cuento. El ejercicio de la próstata se realiza contrayendo el músculo pubococcígeo o PC. Los ejercicios de Kegel, o ejercicios del piso pélvico, son el nombre utilizado para fortalecer este músculo. Estos ejercicios también ayudan a exprimir la glándula prostática permitiendo que más sangre fluya a través de ella, ayudando a limpiarla.

Otro dato importante, mis cielas: el ejercicio de la próstata también se puede utilizar para tratar la incontinencia urinaria porque estos ejercicios fortalecen el esfínter de la vejiga.

También sé que me van a preguntar que cómo contraen el músculo pubococcígeo o PC y es muy fácil: en la siguiente vez que se necesite hacer pipí, contrae el músculo para parar el flujo de la orina completamente para que ahí te des cuenta cómo debes contraer los músculos.

¡Es simple y sencillo, hijas! Sólo se deben apretar los músculos alrededor del escroto y recto. Bríndense la oportunidad y conozcan más su cuerpa, mis vidas.