Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Por Diego Loyola

¡Hijaaasss e hijos del mundaaaa! Realmente es relevante hablar de un tema que es de mucha polémica y que a veces se trata de justificar por teorías erróneas para que se tome como algo verdadero.

Mucha gente, no solo de la comunidad LGBTTTIQ sino al igual que toda la sociedad en general, desconocen el tema de los hombres trans porque, al parecer, no se hacen visibles, no padecen de violencia ni discriminación, y al tener barba y físico varonil, nadie los ataca como a las mueres trans.

Pero realmente la invisibilidad de los hombres trans no significa que estemos a salvo, indica que la violencia que nos hacen, y por la cual pasamos día con día, se hace en absoluto silencio.

La gran exposición de mujeres trans no significa que sean más escuchadas, indica que la violencia que les realizan se hace en voz alta en todos los países.

Es real que la visibilidad transexual no tenga barreras y menos dentro del colectivo, donde se cree, también al parecer, que no nos discriminan ni rechazan, pero la realidad es distinta ya que hasta en la misma comunidad LGBTTTIQ se sufre.

Con decirles, hijas e hijos del munda, que la invisibilidad hacia las personas trans existe también en los medios de comunicación masiva (por decirles un ejmplo).

Durante muchos años, en México, la única referencia de la reasignación de sexo sin el estigma de la marginalidad, ha sido la guapa Victoria Volkova, entre otras mujeres trans, que como ella, son reconocidas por la sociedad, pero en el caso de hombres trans, es totalmente nula.

Oigan pero, ¿qué hombres trans conocemos? ¿Existe alguien en México en la actuación o en el deporte? Porque en otros países sí los hay y todo pareciera indicar que aquí, en tierra azteca, no.

En lo particular no me siento representado.Tampoco culpo a nadie, solo simplemente que la representación del colectivo de hombres trans debería estar un poco más cuidada y procurada.

Es urgente y necesario utilizar un lenguaje adecuado y apropiado con cada situación y saber, por ejemplo, que los hombres trans no cambian de sexo, si no que reasignan su apariencia para adecuarlo al género que se identifican.

Nuestro sexo biológico sigue siendo el mismo, queramos o no. Es momento de educar a la sociedad en general que los hombres trans existen.