Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas, ya se están levantando las voces y a mi Paris Hilton se le suma el apoyo.

Resulta y resalta que Kat Von D recién se unió a las demandas de mi Paris sobre los abusos que vivió en el internado Provo Canyon School, allá en Utah.

Y es que la también make up artist se sorprendió al descubrir a través del documental, This is Paris, que mi güera estrenó en septiembre en YouTube Original, que ella también había estado en ese lugar y reveló que fue víctima de todo tipo de abusos.

En un posteo de su cuenta de instagram, mi Kat dijo que escuchar el testimonio de Paris le hizo recordar su propio trauma, al que atribuye los problemas de adicción que marcaron gran parte de su juventud: “Estuve en ese mismo lugar. Tenía 15 años cuando me enviaron allí y fue donde celebré mi cumpleaños 16. Estuve internada seis meses, y fueron sin duda los más traumáticos de toda mi vida”, expresó la tatuadora quién llegó ahí por recomendación de un terapeuta a sus padres.

La llegada de Kat Von D a Provo Canyon School fue porque ella escuchaba música punk y su forma de vestir era diferente a la del resto de los que iban a la iglesia, pero el detonante de que sus padres la enviaran al internado, fue que les dijo que quería dejar de estudiar para comenzar un camino como artista.

Aunque ella se libró de los supuestos abusos físicos y sexuales que sufrieron otros de sus compañeros en su presencia, los responsables de vigilar al alumnado la sometieron, siempre según su testimonio, a un registro de cavidades corporales nada más llegar y la obligaron a raparse la cabeza.

Este internado en Utah sigue abierto y en funcionamiento y tanto Paris como Kat han dicho que las practicas que ahí se realizan son como las de un centro de detención.