Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Si descubriste que la monogamia empieza a aburrirte y deseas secretamente tener un amante, debes saber que como todo tiene cosas buenas y cosas malas.

Analiza la siguiente lista y decide en base a los pros y contras si iniciaras la búsqueda de un buen amante. ¡Ojo! recuerda que un amante debe ser únicamente una pareja sexual, nada de empezar a enamorarse y esas cosas ¡Esa es la regla principal!

¡Atascadas! Las cosas buenas de tener un amante son:

  • El sexo será buenísimo porque eso es lo que los une y mantiene juntos.
  • Podrás hacer realidad las fantasias que tu pareja no ha querido realizar.
  • Es muy emocionante, constantemente vives en la aventura.
  • Como es de común acuerdo y sólo los une el sexo, el día que te canses, lo dejas y a otra cosa mariposa o mariposón.
  • Tu producción de adrenalina  aumentará.
  • Aunque no lo creas, puede hacerte valorar a tu actual pareja.

Lo malo ¡Puercas!

  • A veces alguno de los dos, o los dos, no son lo suficientemente cautelosos y se pierde el secreto. ¡Siempre borra tus conversaciones en el celular, mail, facebook, etc!
  • Siempre existe el riesgo de que todo salga a la luz y puedas perder a tu actual pareja.
  • Tu amante como solo es una pareja sexual, no estará ahí siempre o cuando tu lo quieras.
  • Te quitará mucho tiempo.
  • Siempre existe el riesgo de enamorarse y ahí ya valiste, estás jodido.
  • Si por alguna razón tu amante termina siendo tu pareja, siempre existirá la desconfianza de ambos.