Imagen de Julie Rose en Pixabay
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

La reciente circulación de la declaración del papa Francisco sobre la unión civil entre personas del mismo sexo abrió un debate político en Venezuela a días del inicio de la campaña para las elecciones parlamentarias.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exhortó el jueves pasado a los diputados de la “nueva Asamblea Nacional”, a debatir una ley para aprobar el matrimonio igualitario, refiriéndose a las declaraciones del papa Francisco, quien se mostró a favor del derecho a una vida en familia de las personas homosexuales.

“Tengo a mucha gente contenta por las declaraciones del papa ayer. A la próxima Asamblea Nacional le dejo la tarea del matrimonio LGBT. No tengamos miedo de debatir todos los temas, el del aborto y del matrimonio igualitario”, declaró Maduro durante un encuentro con los candidatos del Gran Polo Patriótico.

Pese a que muchos aplaudieron la iniciativa de Maduro y anticiparon que apoyarán una discusión sobre el tema en el Congreso, otros tantos acusaron al mandatario de recurrir al tema con el fin de “atraer votantes” a los comicios legislativos, los cuales han sido ampliamente cuestionados a nivel internacional por considerar que no poseen garantías democráticas.

Por su parte, el diputado disidente de la oposición y candidato a la reelección, José Brito, expresó que “si ya el propio papa Francisco tuvo una expresión como tal, ¿cómo es que la Asamblea Nacional de Venezuela no toca un tema tan sensible en la sociedad?”.

Además, Brito aseguró que de ser reelecto apoyará la discusión. “Hay que abrir el debate. ¿Cuál es el miedo?”, declaró.

Por otro lado, la diputada opositora Tamara Adrián, primera congresista transgénero de Venezuela, atribuyó el comentario de Maduro a una maniobra política.

Adrián dijo a The Associated Press que está comprobado por estudios hechos en Estados Unidos, Francia y Argentina que estos temas dan ganancias electorales y precisó que es un recurso que Maduro no puede dejar de explotar en ninguna campaña electoral.

Cabe mencionar que Venezuela es uno de los países suramericanos con más retrasos en temáticas LGBT+, pues, además de que no se permite la unión entre personas del mismo sexo, tampoco es posible el cambio de identidad a personas transgénero y no cuenta con mecanismos para la protección de familias homoparentales.