Fotot @thecrownnetflix
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas ¡Tenemos una polémica de la realeza! Ya que Netflix no tiene planes de agregar un descargo de responsabilidad indicando que la historia de la serie es ficticia.

Hijas, la platoforma de stremming estrenó la cuarta temporada de The Crown, que ha causado gran polémica en el Reino Unido, debido a que se enfoca en la historia de la fallecida Lady Di y su matrimonio con el Príncipe Carlos, hijo de la reina Isabel II.

El problema con la ficción ha escalado tanto, que el Príncipe de Gales desactivó sus comentarios en Twitter, después de recibir críticas por la serie. Días después, el ministro británico de Cultura, Oliver Dowden, pidió que Netflix aclarara que todo es ficción.

Pero Netflix no tiene planes de agregar un descargo de responsabilidad a The Crown que indique que su drama sobre la familia real británica es una obra de ficción.

“Siempre hemos presentado a The Crown como un drama y tenemos plena confianza en que nuestra audiencia entiende que es una obra de ficción que se basa en eventos históricos. Como resultado, no tenemos planes y no vemos la necesidad de agregar una exención de responsabilidad”, así lo aseguró un comunicado de acuerdo con Deadline.
Las cuestiones de fidelidad histórica no fueron un problema importante durante las tres entregas anteriores del programa, que debutó en 2016 y rastrea el largo reinado de la reina Isabel II, que comenzó en 1952.

Esta cuarta temporada está ambientada en la década de 1980, una década divisoria en Gran Bretaña. Los personajes incluyen a la primera ministra conservadora Margaret Thatcher, cuyo mandato de 11 años transformó y dividió a Gran Bretaña, y la difunta princesa Diana, cuya muerte en un accidente automovilístico en 1997 paralizó al mundo y dejó muchas dudas.

Manas, el creador de The Crown, Peter Morgan, cuyo trabajo también incluye dramas históricos como la película The Queen y la obra teatral Frost/Nixon, ha defendido su trabajo diciendo que está minuciosamente investigado y es verdadero en espíritu.

Charles Spencer, hermano de Lady Di, fue uno de los que se pronunció en contra de Netflix, para que agregara un descargo de responsabilidad.

“Creo que ayudaría enormemente a The Crown si al comienzo de cada episodio dijera: ‘Esto no es cierto, pero se basa en algunos hechos reales’. Me preocupa que la gente piense que esto es el evangelio”, dijo Spencer, a la emisora ITV.

Hijas, es que luego una sí se engancha mucho con las series, pero hay que aprender a distinguir la realidad de la ficción.