Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

¡Manas!

Hay una nueva ITS que es resistente a los medicamentos y está apareciendo entre los hombres gay y los hombres que tienen sexo con otros hombres y todo por andar metiendo su verdura en orificios anales.

Les cuuuento manas:

Investigadores de la Universidad de Washington han identificado una nueva y preocupante infección bacteriana que está creciendo en prevalencia entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y es resistente a los antibióticos.

Las cepas farmacorresistentes se identificaron en Seattle y Montreal, aunque los investigadores creen que son comunes en todo el mundo. Conocida como Campylobacter coli, las bacterias causan dolor abdominal intenso, diarrea sangrienta y fiebre y se estima que afectan a alrededor de 1,3 millones de personas en los Estados Unidos anualmente. La revista Clinical Infectious Disease publicó el hallazgo en octubre del 2019.

La infección generalmente pasa después de unos días, puede representar una amenaza más grave para aquellos con sistemas inmunes comprometidos. Por ello se recomienda hacerse la prueba de vih de manera habitual para evitar no saber y enfermar por enfermedades oportunistas que no pasarían si las personas conocieran su estatus de VIH.

Los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres son más propensos a la infección debido a prácticas sexuales como el sexo anal y el rimming, según los investigadores. La transmisión ocurre cuando la materia fecal entra en el cuerpo de otra persona, y aunque no se limita a ninguna población, los hombres homosexuales son más propensos a experimentar infecciones farmacorresistentes porque son más propensos a haber recibido antibióticos para infecciones similares en el pasado.

La aparición mundial de patógenos entéricos multirresistentes en hombres que tienen sexo con otros hombres plantea un desafío urgente de salud pública que puede requerir nuevos enfoques para la vigilancia y la prevención“. Señalan los investigadores.

Los casos de enteritis de Campylobacter generalmente se tratan con antibióticos. Pero las cepas emergentes están mostrando resistencia a todas esas opciones de tratamiento.