En muchos caso en Estados Unidos los asesinos usan el pánico que les causan las personas LGBT para defenderse.

El estado de Nueva Jersey se convirtió en el noveno estado en prohibir a los acusados ​​de homicidio afirmar que el pánico provocado por la orientación sexual o la identidad de género de una víctima podría usarse como defensa legal.

El gobernador demócrata Phil Murphy firmó la medida, diciendo que promueve “la igualdad plena para todos nuestros residentes”.

“Las defensas contra el pánico gay y trans tienen sus raíces en la homofobia y las excusas abominables que nunca deberían usarse para justificar la violencia contra las poblaciones vulnerables”, señaló el gobernador Murphy.

La defensa equivale a argumentar que una víctima gay o transgénero se atacó a sí misma debido a su orientación o identidad, dijeron los partidarios del proyecto de ley.

Por lo general, los acusados ​​argumentan que una propuesta de una persona homosexual o transgénero provocó un colapso que condujo a un ataque en contra de ellos.

En 1954 un acusado afirmó que las insinuaciones de un hombre homosexual provocaron que le disparara y lo matara. Según la Asociación de Abogados de los Estados Unidos. No está claro cuántos acusados ​​usaron la defensa en Nueva Jersey.

Activistas piden que otros estados adopten leyes como la de Nueva Jersey para que las futuras víctimas no usen sus identidades en su contra en la corte.

California, Connecticut, Hawái, Illinois, Maine, Nevada, Nueva York y Rhode Island tienen prohibido la defensa por pánico gay.

La legislación se aprobó por unanimidad en la Asamblea y el Senado liderados por los demócratas.

 

Fuente: Fox29