Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas, no hay tiempo que no llegue ni plazo que no se cumpla.

Luego de esperar más de un año en el que hubo diversas audiencias y apelaciones en Estados Unidos, mi Pablo Lyle tiene fecha para el juicio donde se determinará si es inocente o culpable de la muerte de Juan Ricardo Hernández, un hombre de origen cubano, de 63 años, a quien golpeó luego de un incidente de tránsito en las calles de Miami, Florida.

La fecha está dictada y agendada, será de varios días, así lo hizo saber la jueza Marlene Fernández Karavetsos, que el juicio contra el actor se llevará a cabo del jueves 4 de marzo de 2021 al lunes 15.

Fue justo en agosto de 2020 cuando se había determinado, en otra audiencia, que el juicio de Pablo, por homicidio involuntario sería hasta 2021.

Para tener contexto del caso, fue el 31 de marzo de 2019 cuando Lyle golpeó a Juan Ricardo luego de un altercado vial y que luego de cuatro días en el hospital murió.

En esa ocasión, el originario de Sinaloa iba rumbo al aeropuerto de Miami con su familia en un auto que era manejado por Lucas Delfino, su cuñado. De pronto, en el camino se encontraron con Juan Ricardo en su automóvil.

Durante la luz roja del semáforo, Lucas se bajó del auto para reclamarle al otro conductor por un mal acto de conducción vehicular que realizó. En la discusión de tránsito, Pablo salió del vehículo y golpeó a Hernández, quien, de acuerdo a las imágenes que mostraron las cámaras de seguridad de una gasolinera cercana, el cubano se desplomó al instante y perdió la vida en un hospital cuatro días después.

Uno de los informes médicos (el forense) del condado de Miami-Dade, reveló que Juan Ricardo Hernández murió a raíz de complicaciones por trauma contundente en la cabeza, e indicó homicidio como probable causa de la muerte del cubano.

El equipo de defensa del actor mexicano, liderada por el abogado Bruce Lehr, ha apelado sin éxito, aplicar al caso una ley de defensa propia de Florida conocida como Stand Your Ground (Quédate donde estás) que lo salvaría de ir a juicio.

Otro intento que los abogados de Pablo tampoco lograron fue que el actor volviera a México para trabajar y solventar los gastos, porque es sabido que su familia enfrenta una crisis financiera por todo este tema, y las autoridades estadounidenses negaron contundente esa posibilidad.

Lyle, de 33 años, que está casado con la health coach, Ana Araujo, seguirá en arresto domiciliario, sin poder tampoco trabajar en Estados Unidos, hasta el día de su juicio en marzo de 2021.