Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

El papa Francisco aprobó las uniones civiles entre personas del mismo sexo por primera vez como pontífice. Esto ocurrió mientras era entrevistado para el documental “Francesco”, que se estrenó el miércoles en el Festival de Cine de Roma.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios”, dijo Francisco para el documental. “Lo que debemos tener es una ley de unión civil. De esa manera están legalmente cubiertos”.

El sacerdote jesuita, James Martin, quien se ha esforzado por tender puentes hacia los gais en la Iglesia, elogió las declaraciones del pontífice como “un gran paso adelante en el apoyo de la iglesia a la comunidad LGBT”.

Además, Martin dijo que “el pronunciamiento del papa a favor de las uniones civiles también es un mensaje enérgico para los lugares donde la Iglesia se ha opuesto a esas leyes”, en un comunicado.

Por su parte, el director Evgeny Afineevsky tuvo acceso a cardenales, los archivos de la TV vaticana y el mismo papa. Dijo que negoció su acceso con persistencia y con regalos al papa, como mate y alfajores, que obtuvo a través de argentinos con buenas conexiones en Roma.

“Oye, cuando estás en el Vaticano, la única manera de conseguir algo es violar la regla y luego decir ‘lo siento’”, declaró Afineevsky en una entrevista previa al estreno.

El director utilizó canales oficiales y extraoficiales a partir de principios de 2018 y llegó a intimar tanto con Francisco que al finalizar el proyecto mostró su filme al papa en su iPad en agosto. Los dos intercambiaron saludos por el Yom Kippur.

“El filme relata la historia del papa invirtiendo las cámaras”, dijo el director de comunicaciones del Vaticano, Paolo Ruffini, uno de los colaboradores más cercanos de Afineevsky dentro del Vaticano.

Ruffini dijo que cuando Afineevsky le presentó por primera vez la idea del documental, le dijo que no sería fácil, pues trataba de reducir sus esperanzas de una entrevista con el papa. Sin embargo, le dio algunos datos: nombres de personas que sintieron la influencia del papa incluso tras una reunión breve. Afineevsky las encontró.

“Le dije que muchos de esos encuentros habían sido filmados por las cámaras del Vaticano y que serían una verdadera mina de oro para el relato”, declaró Ruffini.

“Podría relatar la historia del papa a través de los ojos de todos, no sólo de los suyos”.

 

 

Fuente: Infobae