El presidente de Rusia, Vladimir Putin dijo que ese país no legalizará el matrimonio igualitario mientras él sea el inquilino del Kremlin. 

Putin dejó muy claro que no permitirá que la noción tradicional de madre y padre sea cambiada por lo que llamó “padre número 1” y “padre número 2”.

“En lo referente al ‘padre número 1’ y el ‘padre número 2’, ya he hablado de manera pública sobre esto y lo repito: Mientras yo sea presidente, esto no ocurrirá. Serán papá y mamá”.

Putin realizó las declaraciones durante una reunión con una comisión estatal para discutir cambios a la constitución rusa.

La comisión le pidió a Putin que comentara una propuesta de añadir una línea en la constitución de Rusia, que defina al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. “Solo tenemos que pensar las frases y dónde hacerlo”, respondió.

En Rusia existe desde junio del 2013, una ley contra la propaganda homosexual, que condena la difusión de cualquier tipo de promoción de la homosexualidad dirigida a menores de edad con multas y penas de cárcel.

La legislación, que prohíbe la normalización entre los menores sobre «relaciones sexuales no tradicionales», fue aprobada por la Duma el 11 de junio de 2013.