Inicio ¡Sexcándala! ¿Qué es el Sexting y cómo practicarlo de forma segura?

¿Qué es el Sexting y cómo practicarlo de forma segura?

346
Imagen de pxhere.com

El “sexting” o “sexteo” consiste en intercambiar material digital, como fotografías y videos con contenido erótico explícito, creado generalmente por quien lo envía y comparte con alguien más, a través de distintas aplicaciones o redes sociales. Es decir, es el famoso “mandar el pack”, “sacar las nudes” o “el porno casero”.

Sextear es también una manera de ejercer tu libertad a expresarte y compartirte, con quien tú eliges mostrarte de esa manera. Sea en modo sexy, sensual, caliente, deseable, en seducción, en acción, o como quieras expresarte, lo importante es que estás eligiendo libremente mostrarte y compartirte así con quien tú eliges compartirte.

Además, sextear también puede ser una forma de crear intimidad con otra persona, de ir cocinando “a fuego lento” fantasías y deseos eróticos, y mientras todo eso suceda de la manera más segura posible.

Aunque no hay manera de que esta práctica te exponga a ninguna infección de transmisión sexual, ni mucho menos provocar un embarazo, ni vivir alguna agresión sexual en tu cuerpo, puede haber repercusiones que pueden ocurrir en la esfera social, particularmente en una sociedad como la nuestra, que anda algo malita de sus prejuicios y de su educación sexual.

Pues se sigue juzgando más a quienes crean y comparten algo de sus identidades, sus cuerpos y su intimidad, que a quienes en muchas ocasiones se aprovechan de esto y se atreven a pasar por encima de los derechos, la privacidad y la integridad de esas personas, difundiendo y hasta “viralizando” estos materiales, sin consentimiento.

Afortunadamente, en el año 2020 se hicieron reformas legales que actualmente admiten como delito la difusión no consensuada de estos contenidos. Se conocen como Ley Olimpia, y aunque en algunos estados de la República aún no se aprueba, en la mayor parte del país ya es viable esta denuncia por violencia digital.

También existen algunas estrategias que ayudan a reducir los riesgos de compartir el pack y que éste termine en las manos equivocadas. En general, la idea es crear tus contenidos considerando aspectos que no comprometan y revelen tu identidad, es decir, cuidando que lo que se muestre no vulnere a tu persona y privacidad.

Primero que nada, recordemos que tanto ésta como cualquier otra práctica sexual, debe ser consensuada. Y, una vez acordado todo, te recomendamos tomar en cuenta lo siguiente:

Procura que no se vea tu cara o rasgos característicos personales, como tatuajes, lunares, marcas de nacimiento, cicatrices o señas características de tu cuerpo. Utiliza aplicaciones para difuminar tu cara o elementos que te hagan fácilmente identificable.

Procura no mostrar detalles del lugar donde te encuentras. Como, por ejemplo, la foto de tus XV años en la pared.

De preferencia, no mandes tus fotografías y videos a través de mensajes de texto, Messenger, Facebook o Tinder. Mejor hazlo a través de aplicaciones cifradas de extremo a extremo. Así se vuelve mucho más complicado que alguien tenga acceso a tu bonito pack. Y no guardes tus fotos y videos en nubes como Dropbox, iCloud, Drive, etc.

Te recomendamos tener protegido tu celular con una contraseña segura, así evitarás que alguien lo tome y haga un mal uso no permitido de éste.

Procura no guardar las nudes que envías o te envían. Eliminarlas después de la sexteada es un buen hábito para protegerte a ti y a las personas con las que sexteas.

Recuerda que el debate hoy en día tiene que dejar de ser alrededor de desalentar el ejercicio de esta práctica. Mejor sigamos creando formas seguras de sextear, y sigamos sensibilizando para erradicar la violencia digital y, por el contrario, tengamos más prácticas consensuadas y placenteras, también en los espacios digitales.

No se trata de no practicar el sexting, sino de practicarlo de manera segura, dentro de un marco de derechos sexuales y ética digital. Porque sextear no sólo está increíble, también es un derecho, y lo que está mal y tiene que parar es la invasión a la privacidad y a la vida de las personas. El sexting, como el sexo, es mejor que sea seguro.

Escucha cada jueves un episodio nuevo de Sexcándala en Spotify y Apple Podcast.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Escándala! (@escandala)