Inicio ¡Wow! Ricardo Baruch nos habla sobre la importancia de apoyar a las organizaciones...

Ricardo Baruch nos habla sobre la importancia de apoyar a las organizaciones de salud sexual y reproductiva

675
Ricardo Baruch nos habla sobre la importancia de apoyar a las organizaciones de salud sexual y reproductiva Foto Instagram

A través de un hilo en Twitter, mi hija Ricardo Baruch nos contó sobre la importancia de de apoyar a las organizaciones con trabajo en salud sexual y reproductiva en esta época de crisis.

Barcuh relata que su primer trabajo lo tuvo cuanto tenía 17 años y fue de “condonero” en La Fundación Mexicana para la Planificación Familar, esta fundación tenía una tienda de condones y otros anticonceptivos en Puebla y él la atendía todas las tardes recomendando colores, texturas y tamaños.

Él era voluntario de la Fundación pero le ofrecieron un salario simbólico por trabajar ahí todas las tardes, relata que le gustaba poder charlar con adolescentes y jóvenes que eran los principales clientes.

“Teníamos unos condones que costaban 1 peso y en ese entonces no había farmacias similares por lo que nuestros productos eran los más baratos y de buena calidad así que venía mucha gente a comprar, incluyendo trabajadoras sexuales, hombres gays que querían lubricantes”

Ricardo cuenta que, a veces llegaban chavos de secundaria que querían un condón, pero no traían dinero y se los regalaban con la autorización de la trabajadora social. También iban estudiantes a comprar DIUs o condones femeninos que les habían encargado de tarea en clase de biología

“Muchos adolescentes me preguntaban sobre asuntos de sexualidad como cuál era la medida “normal” del pene o si era malo masturbarse mucho. Estar ahí me hizo darme cuenta cuánto hacía falta que hubiera mejor educación integral en sexualidad en todos los niveles”.

Baruch cuenta que, todo iba bien hasta que después de algunos meses de estar todo el tiempo en contacto con condones, sus ojos se volvieron sensibles al lubricante y cada vez que tocaba un condón sus ojos se irritaban, así que tuve que abandonar la condonería pero no la lucha.

“Tomen en cuenta que les estoy hablando del 2002, cuando en las farmacias sólo podían encontrar condones “normales” de marcas caras e inaccesibles para lxs chavxs. Y de lubricantes ni hablar porque tampoco había mayor variedad al menos que fueras a una sex-shop” comentó.

Baruch cuenta que hasta la fecha sigue de “condonero” pero con otras acciones: promoviendo la asignación presupuestal para la prevención del VIH y los embarazos no deseados o promoviendo los servicios amigables de salud sexual y reproductiva.

“Todo esto para decirles que el trabajo de las organizaciones con trabajo en salud sexual y reproductiva es muy importante así que hay que apoyarlas, sobre todo ahora que muchas han tenido dificultades para sobrevivir. Así que banda, echémosles la mano”.

Así que ya saben hijas, si pueden apoyar con dinerita a alguna organización será una gran ayuda.