Inicio Uncategorized Samantha Flores, mujer trans y activista posa para Vogue

Samantha Flores, mujer trans y activista posa para Vogue

1371
Foto Vogue

Manas, que alegría que cada vez más publicaciones apuesten por la diversidad, esta vez, Samantha Flores, una mujer trans y activista, posó para la revista Vogue a sus casi 90 años.

Nuestra querida Samantha Flores es conocida por ser la fundadora de la asociación civil Laetus Vitae, que en un principio era un refugio para adultos mayores pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ.

Debido a todas las injusticias por las que ha pasado a lo largo de su vida, ella decidió alzar la voz y luchar por su comunidad que se volvió su familia.

Después de tantos años de lucha, ahora Samantha, es reconocida por su labor y es una de las figuras de la campaña Under One Roof de Gucci, que nos recuerda que la familia va más allá de los lazos de sangre, que la familia es también aquella que tú formas con tus amigos y toda la gente a la que amas.

Además de Samantha, en ésta publicación la acompañan Andi Silva Vegas, una modelo orgullosamente indígena; Magdaleno Delgado, un joven modelo no binario que actualmente triunfa en el mundo de la moda y Zeta Garza, que también apuesta por la diversidad.

Samantha nos hace ver que tenemos dos familias, con la que nacemos y la que elegimos para que nos acompañe a lo largo de nuestra vida, la que nos acepta tal cual somos, la que sabe que somos diferentes y eso es lo que nos une, que celebra nuestra identidad sin reproches.

“Lo que hace que seamos una familia es que tenemos los mismos propósitos y compartimos la misma idea cuando se trata de ayudarnos los unos a los otros. No podemos prescindir de ella ni de nuestras raíces, porque si no, no seríamos lo que somos hoy…”, comentó Samantha para Vogue.

Hijas, para ella la palabra familia, significa uno de los lugares en los que ha sido más feliz, pero no se refiere un techo y paredes, más bien hace referencia a esas personas que le abrieron las puertas de su corazón, un sentimiento que ella ha querido transmitir a través de su organización. ‘Nos hemos convertido en una familia, una amorosa’, afirma.

En su asociación, lo único que no tiene cabida es la discriminación, ni el trato desigual. No importa de dónde vengas o quién seas, Samantha Flores comprende que, para crear una familia, lo que realmente importa es lo que decidan derrocar y construir juntos. Algo que se logra con mucho amor. Ay hijas, que bonito mensaje y que gusto que Vogue le haya hecho un reportaje al gran trabajo que hace Samantha.