Naya Rivera Foto Fox
Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Manas, el día de hoy recordamos a Naya Rivera, quien hubiera cumplido 34 años este 12 de enero, pero que lamentablemente falleció el año pasado, luego de haber alquilado un bote para pasear con su hijo el pasado 8 de julio de 2020, ambos se metieron a nadar al lago, pero una corriente los arrastró, así que Naya empujó a su hijo para que llegara al bote, y después desapareció en el agua.

Pero Naya Rivera siempre será recordada su papel de Santana en Glee, porque Naya no solo era una gran cantante, bailarina y actriz, ella utilizó su fama y la influencia en su público para hablar sobre los derechos LGBT+ y los trastornos alimienticios.

Su personaje, Santana López, inspiró a parte la comunidad LGBT+ en un momento donde no había suficiente representación de mujeres lesbianas o bisexuales en los medios de comunicación.

Manas, la representación de la comunidad LGBT+ en los medios ha mejorado en los últimos años, pero no siempre fue así.

Toda esta apertura que vivimos hoy en día de los personajes LGBT+ en series y películas es muy reciente. Así que en 2009 -2015, años en que Glee se emitió en horario estelar en Estados Unidos era un gran logro ver a una pareja de mujeres en un show así, que además estaba dirigido al público joven.

Como recordaran fue a mitad de la serie, el personaje de Naya Rivera, Santana, y el de Heather Morris, Brittany, empiezan a tener una relación sentimental en serio, lo que dio origen a Brittana.

“Creo que es una relación realmente importante, especialmente para los espectadores más jóvenes, porque no hay muchos programas para adolescentes con personajes femeninos lesbianas o bisexuales consistentes y regulares”, dijo en entrevista con Los Angeles Times, en 2011, la blogger Dorothy Snarker, quien escribió sobre la evolución de Brittana en AfterEllen.com.

Pero la historia de Santana y Brittany no iba a ser así desde el principio. De eso también habló Naya Rivera en su libro Sorry Not Sorry: Dreams, Mistakes, and Growing Up y en entrevistas.

“Al principio, a Santana y Brittany solo se les permitieron picoteos rápidos, porque los escritores tenían que asegurar que solo estaban hundiendo los dedos de los pies en la piscina gay”, escribió Rivera en su libro.

Sin embargo, el poder de los fans pudo más. Todos los días en redes sociales aparecían los fanáticos para pedir a gritos y tweets que Brittana fuera una realidad.

Los fanáticos “deberían tomar crédito por eso”, dijo Naya Rivera a LA Times. “Quién sabe si los escritores habrían tomado esa relación tan en serio si no hubiera habido tanta efusión para que se juntaran”.

“La historia con Santana luchando con su amor por otra adolescente, llamándose lesbiana pero sin saber cómo decir eso en voz alta, es una que no se ha contado en un programa de televisión en horario estelar en ese nivel, particularmente por una adolescente de color LGBT “, dijo Jarrett Barrios, quien fuera el presidente de GLAAD en 2011. “Ganamos la aceptación y el respeto de personas de todo Estados Unidos a través de programas como Glee, simplemente contando nuestras historias”.

Hijas, aunque Naya Rivera no era lesbiana en la vida real, siempre fue considerada como una aliada de la comunidad LGBTIQ.

En 2017 escribió una emotiva carta a la comunidad en la revista Billboard, donde habla de lo que significó para ella interpretar a Santana y el impacto que tuvo su papel en adolescentes gay.

“He sido increíblemente afortunada de interpretar a un personaje en televisión que ha significado mucho para muchos dentro de la comunidad LGBTQ.

“Fuera de la pantalla, soy una mujer que apoya la igualdad y los derechos para todos. Ha sido una de las grandes bendiciones en mi vida recibir tanto amor e historias conmovedoras como resultado de mi interpretación de Santana López en Glee”, escribió Naya en la carta en Billboard.

“Todos estamos en esta tierra para servir a los demás y estoy agradecido de que, para algunos, mi cola de caballo mi uniforme de Cheerios y diálogos descarados hayan dado un poco de luz a alguien en algún lugar. A todos cuyas historias sinceras he escuchado o leído, les agradezco por enriquecer verdaderamente mi vida”.

Comadres, hoy agradecemos el legado que dejo Naya Rivera y la oportunidad de verse reflejadas en Santana López a tantas mujeres lesbianas, que no habían tenido un personaje en la pantalla con el cual identificarse.