Un solicitante de refugiado gay está demandando a la administración Trump por enviarlo a Guatemala donde será “hostigado homofóbicamente”.

Estados Unidos tiene un acuerdo de “tercer país seguro” con Guatemala, lo que significa que pueden enviar refugiados a ese país centroamericano.

La demanda fue presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en conjunto con otros grupos, quienes argumentan que países como Guatemala están “plagados de violencia, inestabilidad y sistemas de asilo mal equipados”.

El hombre gay que demanda a la administración Trump es originario de El Salvador, huyó a los Estados Unidos después de ser amenazado por un miembro de una pandilla. Teme ser asesinado o atacado en su país de origen debido a su orientación sexual.

El hombre (cuyo nombre no es revelado para cuidar su seguridad) viajó por Guatemala para llegar a Estados Unidos y dijo que fue objeto de acoso homofóbico en el país. Cuando llegó a la frontera con Estados Unidos, le dijeron que lo trasladarían a Guatemala en virtud del acuerdo de “tercer país seguro”.

Todo es una gran farsa. ¿Por qué? Me sentía realmente engañado: Todo mi sacrificio había sido en vano. Ahora estoy siendo arrojado a Guatemala donde no estaré protegido. Me sentía roto por la situación.

Los refugiados enfrentan “mayor daño y desplazamiento” bajo el acuerdo de “tercer país seguro”, afirma la demanda.

“Los demandantes ilustran cuán insensibles se han vuelto los ataques de la administración Trump al sistema de asilo y cuán lejos nos hemos alejado de nuestros propios valores como país”, dijo Ruben Loyo, abogado de litigios en el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes.

“Debido a esta regla ilegal y la aplicación pervertida de la administración de la etiqueta de ‘tercer país seguro’, los Estados Unidos están cerrando la puerta a las personas que huyen de las condiciones que amenazan la vida y enviándolas de regreso a un país donde no tienen garantía de seguridad” Señaló.

“Al enviar personas vulnerables a Guatemala, la administración se burla de las obligaciones de los Estados Unidos de proteger a los perseguidos, destripando el sistema de asilo de los Estados Unidos más allá del reconocimiento”.