Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Almere, una ciudad de 196,000 habitantes ubicada a las afueras de Ámsterdam, en los países bajos acaba de inaugurar el primer cruce de carreteras permanente de Europa en honor a las personas transgénero.

La bandera trans diseñada por Monica Helms, luce desde hace algunos días de manera permanente en el cruce peatonal de Almere y servirá como un recordatorio visual de la existencia de las personas trans y el respeto y los derechos que merecen

Funcionarios del gobierno municipal de Almere anunciaron el cruce peatonal con los colores de la bandera trans. En un comunicado, la ciudad afirmó que las personas transgénero “deberían poder ser ellas mismas en todos los aspectos de la vida”.

El paso de cebra se inauguró junto a otro con los colores del arcoiris con motivo del Pride de la ciudad.

Los Países Bajos fueron el primer país del mundo en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013, su parlamento aprobó la ley que permite a las personas trans cambiar sus certificados de nacimiento y otra documentación.