¡Brava!

Me da mucho gusta que cada vez más rápido, estados, ciudades, países, prohíben las denominadas “terapias de conversión” esas que ni son terapias ni convierten nada.

Ahora fue Utah, uno de los estados más conservadores de los Estados Unidos el que prohibió a las “terapias de conversión”

Utah se convirtió en el estado 19 de los Estados Unidos en prohibirlas

La decisión de Utah es muy importante pues al ser un estado tradicionalmente conservador hará que otros estados que también lo son tomen decisiones similares.

Virginia está considerando la prohibición y Texas y Kentucky, podrían unirse.

La nueva Ley que prohíbe las “terapias de conversión”, contó con el apoyo de la influyente Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (la iglesia mormona).

“Esto ya no es una causa partidista, todos estamos de acuerdo en lo importante que es proteger a los niños del suicidio”, dijo Cliff Rosky, profesor de derecho que forma parte del consejo asesor del grupo Equality Utah durante una conferencia de prensa. Dijo que también fue contactado por abogados en Iowa y Nebraska.

“Estoy agradecido de vivir en un estado como Utah donde decimos que les importas a todos”, dijo Nathan Dalley, un estudiante de 20 años que se sometió a la llamada terapia de conversión cuando era adolescente y dijo que la terapia le había llevado a cometer un intento de suicidio.

La fe predominante de Utah, es la de la iglesia mormona y se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo y enseña que las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo son un pecado. Pero también insta a los miembros a ser amables y compasivos con las personas LGBTQ. La iglesia tiene una tremenda influencia en Utah, donde la mayoría de los legisladores estatales y casi dos tercios de los 3.1 millones de residentes del estado son miembros de la misma.

Fuente: nbcnews.com