Coca-Cola quiere que las y los votantes de Suiza voten para criminalizar la homofobia

Suiza acudirá a las urnas el 9 de febrero en un referéndum nacional que podría criminalizar la homofobia y la empresa Coca-Cola apoya el llamado para que el discurso de odio contra los homosexuales sea ilegal en ese país.

Si el país aprueba la medida, criminalizará la homofobia en la misma medida que otras formas de discriminación por motivos de raza, género y religión.

La campaña presenta como imagen central cinco botellas de Coca-Cola con palabras en cinco idiomas europeos que dicen:
“Muchos disfrutan de Coca-Cola en Suiza. Independientemente de su edad, sexo, color de piel, relación u orientación sexual. La gran mayoría en un país pequeño como Suiza requiere comprensión y solidaridad de todos”. “También queremos ganar un poco al unir a las personas. Es por eso que defendemos una sociedad colorida y no discriminatoria. Por una Suiza donde las personas se unen”.

The Coca-Cola Company en Suiza ha compartido públicamente el apoyo a la iniciativa.

Hay indicios que indican que el referéndum cuenta con el apoyo mayoritario de los votantes suizos.

El ala juvenil del Partido de los Pueblos Suizos (SVP), el partido populista de derecha nacional conservador, ha pedido un boicot a Coca-Cola en respuesta a su apoyo a las personas LGBT.

En su ‘Manifiesto de igualdad‘, Coca-Cola dice: “Para una Suiza de vivir juntos. No es casualidad que Coca-Cola esté haciendo campaña hoy por una Suiza colorida e indiscriminada. Porque el credo de Coca-Cola, mundialmente y aquí en Suiza, es, sin duda, la igualdad, la diversidad y la tolerancia”.

“Estamos firmemente comprometidos con la igualdad de derechos, diversidad y tolerancia. La discriminación y la exclusión no son aceptables para nosotros de ninguna forma”.

Coca-Cola ha logrado un puntaje 100% continuo en el Índice de Igualdad Comercial de la HRC desde 2006.

El Índice de Igualdad Comercial de la HRC mide la equidad y la igualdad de derechos en el lugar de trabajo.