Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

En 10 años que he observado y conocido los esfuerzos que realizan las empresas para demostrar su solidaridad con el orgullo LGBT, un 75% de las actividades que realizan sucedenentre el 17 de mayo y el 30 de junio de cada año.

Entre el día internacional de lucha contra las LGBTfobias y el día internacional del orgullo LGBT, se realizan un sinfín de foros, conversatorios, presentaciones, activaciones sociales, anuncios dealianzas con ONGs. Las redes sociales de las empresas se pintan de arcoíris y es cuando se realizan también la mayor cantidad de capacitaciones al interior.

En este 2020, se conmemoran 11 años que una empresa participó por primera vez con un contingente de personas en una marcha del orgullo en el país. Fue American Express en la Ciudad de México, donde más de 100 colaboradores portaban orgullosamente el logo de su empresa, ante un público confundido de no saber qué anunciaban o cómo un grupo autodenominado “Pride” podía portar el logo de una empresa en la manga de sus playeras.

En la Ciudad de México, en la edición del 2019 estimo que ya era una cantidad superior a las 150 marcas o empresas presentes, y quizás una cantidad de más de 5000 personas representándoles. Además que en redes sociales fuimos testigos de una lluvia de testimonios de presencia de corporativos en ciudades importantes del resto del país como Monterrey, Querétaro y Guadalajara. Un clímax que quizás no se vuelva a repetir.

Ante el anuncio de que la vida social en el país se podrá retomar a partir de los primeros días de junio, y la reestructuración financiera de todas las empresas de este país. Veremos una fuerte caída en la presencia de las empresas en estos eventos públicos y una obvia disminución en la cantidad de los mismos.

Que por cierto viene muy en tiempo a dar un respiro a tantos
activistas del movimiento tradicional e histórico LGBT que aún rechazan y no entienden la importancia de la participación de marcas y empresas en estos eventos. Tema del que hablaré en otra ocasión, lo que dará un espacio para re definir las formas y mensajes.

¿Qué veo en la pérdida de estos eventos públicos en estos eventos? UNA OPORTUNIDAD

Considero es tiempo que las más de 200 empresas en el país que ya consideran la inclusión de las personas LGBT como un pilar importante de educación y estrategia de productividad, a que reinventen sus formas y encuentren la forma de realizar esfuerzos únicos y diferenciados.

Ya podrán comenzar a trabajar en coaliciones empresariales más pequeñas o de hacer esfuerzos de visibilidad de manera individual acorde a sus propios objetivos, estrategias y públicos que les conforman internamente, y a quienes quieren dirigir sus mensajes. Hay tanto que hacer y tanto que abarcar.

No solo veremos sin duda nuevamente inundadas las redes sociales de mensajes a favor de la inclusión LGBT, pues si o si, es un mensaje de temporada, así como lo es el 10 de mayo, las fiestas decembrinas o el día del niño.

Ahora espero ver que finalmente las empresas, que con el mucho o poco presupuesto y recursos que puedan asignar a esta materia el resto de este año, ahora lo dirijan de manera más estratégica a eventos de capacitación y preparación de nuevos profesionales en redes universitarias.

A apoyar medios electrónicos de comunicación, magazines, podcasts y hasta activaciones digitales.

A entregar apoyos puntuales a ONGs nacionales o regionales que requieren apoyos financieros, técnicos o profesionales.

A aprovechar su presencia en medios de comunicación a presentar
aliados y personas LGBT que forman parte de las filas de las empresas a dar mensajes contundentes y propositivos.

A patrocinar eventos culturales de cine, teatro y diferentes artes plásticas que tanto hemos apreciado en estos tiempos de confinamiento social, que sucederán hacia finales del año.

Estos son solo algunos rubros antes olvidados por los corporativos, donde ojalá ahora enfoquen sus recursos y veamos estrategias innovadoras y puntuales, que ayuden en la educación y transformación social sobre temáticas LGBT en este país.

Francisco Robledo
francisco@adilmexico.com