Inicio ¡Qué mieda! Putin incrementa sus políticas públicas LGBTfóbicas

Putin incrementa sus políticas públicas LGBTfóbicas

116
Imagen de Vladimir Putin
Vladimir Putin anunció una ampliación de su “ley de propaganda gay”, decretando la desaparición del colectivo LGBT+ de la vida pública, medios de comunicación e internet.

Esta ley, vigente desde el 2013, se ha utilizado para impedir la celebración de las Marchas del Orgullo LGBT+ y para detener a les activistas que defienden los derechos de las poblaciones LGBT+ en el país. Si bien fue presentada como una ley para evitar que las personas menores de edad estuvieran “expuestas a valores no tradicionales”, la realidad es que en la práctica se han borrado de la vida pública a las personas LGBT+.

“Proponemos ampliar de forma general la prohibición de este tipo de propaganda, independientemente de la edad del público, tanto en los medios de comunicación, en internet, en las redes sociales y en los cines y online”, declaró el jefe de la comisión de información de la Cámara Baja rusa, Alexander Khinshtein.

El presidente del Parlamento ruso, Viacheslav Volodin, dijo la semana pasada que, dado que Rusia ha abandonado el organismo de vigilancia de los derechos humanos del Consejo de Europa tras la invasión a Ucrania, ahora podrá prohibir la promoción de “valores no tradicionales”.

“Las exigencias de legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo en Rusia son cosa del pasado”…”Los intentos de imponer valores ajenos a nuestra sociedad han fracaso”, declaró Alexander.

Cabe recordars que la homosexualidad fue considerada un delito en Rusia hasta 1993, y se clasificó como enfermedad mental hasta 1999. Y aunque parecía que la empatía y respeto hacia las personas LGBT+ iba en ascenso, tras la llegada de Putin al poder, se frenó todo intento de apertura e inclusión hacia la diversidad.

Propaganda LGBT+ contra Putin

Desafortunadamente, las agresiones hacia las personas LGBT+ son comunes en Rusia, donde las autoridades y las poderosas cúpulas religiosas han exhibido una y otra vez su intolerancia hacia cualquier persona cuya orientación sexual o identidad de género sea divergente a la cisheteronorma.

La llamada “ley contra la propaganda gay” ha prohibido cualquier muestra pública de visibilización de la existencia de las poblaciones LGBT+, censurando películas que muestren parejas del mismo sexo, desmentelando las asociaciones de derechos LGBT+ y hasta prohibiendo el uso de las banderas LGBT+ en la vía pública.

Con información de Reuters