Inicio ¡Guácala qué rico! ¿Qué es el beso negro? Aquí algunos consejos para principiantes

¿Qué es el beso negro? Aquí algunos consejos para principiantes

3355
Foto Captura de pantalla YouTube

Manas, hoy que conmemoramos el día del beso, tenemos que hablar del favorito de muchos, el beso negro. Aunque a la fecha sigue siendo un tema tabú para muchos, son cada vez más las parejas que se atreven a hacerlo.

Y es que no importa si eres gay, hetero o lesbiana, todos podemos disfrutar de dar o recibir un beso negro, si aún no te animas, aquí te doy unos tips para que todo sea más placentero.

El beso negro, también llamado anilingus, consiste en usar la lengua y la boca para estimular el ano de tu pareja. Se llama beso negro (o rimming en inglés, de “rim”, hacer el aro, bordear) porque se centra en estimular los bordes del ano..

Esta práctica puede implicar la penetración de la lengua en el ano, dando vueltas alrededor de él, o lamer y besar el resto del trasero. La abertura anal está repleta de terminaciones nerviosas, por lo que, cuando lames o besas el área, se puede sentir un placer inmenso.

La parte principal para disfrutar del beso negro es la higiene, se recomienda lavar la zona con agua y jabón, puedes meter un poco tu dedo en el ano para limpiar ña entrada del recto y que te sientes con mayor confianza, si después se va a practicar sexo anal, puede ser necesaria una limpieza a profundidad, pero si solo es beso negro no es necesario.

Además del lavado, se recomienda usar también una barrera bucal, ya sea un condón o un cuadro de látex que venden en las sex shops.

Sobre la depilación, eso ya depende de gustos, ya que, hay gente que ama los traseros peludos y otros disfrutan mucho más de los lampiños, eso dependerá de cada persona.

Una buena idea es comenzar con sexo oral y claro tocando las nalgas de la otra persona, recuerda que todo debe de ser consensuado, una forma de evitar malas experiencias es saber si la otra persona desea que le hagan beso negro o si a tu compañero le gusta darlo, la comunicación es básica.

Recuerda que la lengua es aquí la protagonista, así que juega con ella, besa el ano o succiónalo para darle placer a tu pareja, también puedes usar los dedos o hasta juguetes sexuales para hacer más divertido el acto.

Recuerda que mientras sea consensuado, todo está permitido mana, déjate llevar y disfruta de una de las zonas con más terminaciones nerviosas y que te puede llenar de placer, tu ano.