Inicio Uncategorized Ricardo Baruch nos cuenta sobre la complejidad del proceso para una vacuna...

Ricardo Baruch nos cuenta sobre la complejidad del proceso para una vacuna de VIH

484
Imagen de Darwin Laganzon en Pixabay

A través de un hilo en Twitter, mi hija Ricardo Baruch nos contó que una de las compañías que desarrolló una de las vacunas contra SarsCov2, dice que podría desarrollar una vacuna para prevenir VIH, usando una tecnología similar con ARN mensajero.

El proceso para una vacuna de VIH sería mucho más complejo que la del Covid19. Aquí la explicación de Baruch.

Han pasado más de 3 décadas desde que en el mundo se está tratando de desarrollar una vacuna y, hasta el momento, los estudios más cercanos a probar eficacia son Mosaico e Imbokodo, los cuales siguen en proceso. Muchos otros proyectos – públicos y privados – han fallado en varios países.

Además, pese a que la vacuna para prevenir SarsCov2 se desarrolló en tan sólo unos meses, Anthony Fauci dice que los retos para la vacuna del VIH son distintos y mucho más complejos, sobre todo por las características del virus en sí y por cómo actúa el VIH una vez que entra al cuerpo.

Ricardo explica que el VIH tiene una diversidad genética enorme. Las secuencias de aminoácidos de un virus a otro pueden diferir hasta en un 35por ciento, por lo que cualquier componente preventivo debería tener anticuerpos neutralizantes muy amplios hacia diferentes cepas del VIH.

Además, resalta que otro reto enorme al que se han enfrentado los investigadores son los reservorios virales que se crean en diferentes partes del cuerpo a lo largo de la infección por VIH, lo cual dificulta las tareas del sistema inmune. Ese mismo reto se enfrenta para encontrar una cura.

Un factor extra que ha dificultado el desarrollo de una vacuna para el VIH es que regularmente las vacunas imitan la respuesta inmune del organismo humano, pero en el caso del VIH, el sistema inmune no puede erradicar el virus por lo que no hay “algo que imitar”.

Uno de los métodos que se usa en muchas vacunas es utilizar un virus atenuado; sin embargo, en el caso del VIH, sería demasiado arriesgado, manas. La buena noticia es que el uso de ARN mensajero ya está dando buenos resultados para crear respuesta inmune al VIH en pruebas de laboratorio con ratones y macacos.

Si se llega a la fase de hacer ensayos clínicos con humanos, los estudios tendrían que ser mucho más largos que lo que duraron los estudios de la vacuna para SarsCov2 debido a que los mecanismos de transmisión del VIH son más acotados que los del coronavirus.

De cualquier forma, se trata de una buena noticia, pues hay más alternativas en el futuro para la prevención del VIH. Ya sea el estudio Mosaico/Imbokodo; el de Moderna o algún otro. Ojalá que pronto haya una vacuna para el VIH, porque la humanidad lleva ya 40 años esperando.

Si quieres leer el hilo de Ricardo Baruch, hazlo aquí:

Finalmente, Baruch nos recomienda leer este artículo para conocer con mayor detalle de qué se trata la tecnología del ARN mensajero y los retos que han existido para el desarrollo de otras vacunas para prevenir el VIH.