Inicio ¡Qué mieda! Romeo fue despedido por ser gay, ahora busca educar en temas LGBT+...

Romeo fue despedido por ser gay, ahora busca educar en temas LGBT+ a dependencias de gobierno

96
Foto Juan Carlos Zavala

Romeo Alberto Vásquez García fue despedido del Servivio Nacional del Empleo (SNE) en Oaxaca, solo recibió una llamada telefónica en enero de 2021, después de siete años en esta dependencia del gobierno federal, a cargo de Leslie Jiménez Valencia.

Él denuncia que nunca se le notificó de manera formal a través de un escrito, en el que se especificara el porqué se prescindió de sus servicios. En las mismas fechas, otras tres mujeres fueron despedidas. En su caso, sostiene que se trató de discriminación por pertenecer a la comunidad LGBTTTIQ+.

Romeo recuerda que desde el año 2015 se inició un hostigamiento laboral en su contra debido a su orientación sexual, con lo cual le pusieron obstáculos en su desempeño e incluso en sus estudios de maestría, con los que buscaba mejorar su trabajo dentro del SNE.

Solo se le informó de manera verbal que su despido respondía a la política de austeridad del presidente de la república Andrés Manuel López Obrador; aunque éste, en su discurso, afirmara reiteradamente que no se despediría a nadie y mucho menos a quienes estuvieran en situación de vulnerabilidad.

Pero Alberto Vásquez no se quedó de brazos cruzados y en respuesta se dio a la tarea de elaborar una iniciativa de ley en la que se garantice la inclusión y participación real de la comunidad LGBTTTIQ+ en cargos al interior de las diferentes dependencias de gobierno, así como de aquellos que sean parte de la toma de decisiones.

El tiene muy claro, su objetivo, busca una iniciativa que se garantice la participación política en cargos de elección popular como regidurías, presidencias municipales y diputaciones; además, de que la ley contemple procesos de educación al interior de las dependencias de gobierno y hacia la sociedad, para generar un contexto de inclusión, respeto y tolerancia.

“Me nace la intención de hacer una iniciativa en donde la comunidad LGBTTTIQ+ no suframos de discriminación al interior de cada una de las dependencias o instituciones públicas. Traía un antecedente de discriminación en mi trabajo, pero no me habían despedido.

“Hoy más que nunca lo visualizo de esta manera: tenemos una iniciativa en donde realmente sea tomada en cuenta la comunidad y donde tengamos espacios en los cuales podamos defender nuestra vulnerabilidad ante instituciones públicas, porque esto ha permeado siempre no sólo la discriminación, sino que únicamente seamos una cuota de inclusión”.

“Hoy en día únicamente se toma como parte de una cuota y, aunque sí se ha avanzado, no tenemos espacios dentro del organigrama de alguna institución. Creo que debe haber esa parte de los espacios como alguna dirección y coordinación y, en su momento, que como ya no somos minoría, debemos tener presencia dentro de las regidurías, somos un ente social que maneja y mueve masas y esto tiende a tener una perspectiva social diferente”.

La educación también forma parte central de su iniciativa. Romeo Vásquez detalla que su propuesta contiene un apartado de educación que debe ejercerse tanto en los espacios públicos como en los cabildos y en las diputaciones federales y locales.

“Sería muy eficaz, como nadie le ha apostado a la educación, buscar esos espacios en los que podamos educar a nuestra sociedad para que seamos tolerados y respetados como seres humanos. Eso depende también de nuestros legisladores y de quién nos está gobernando”, advierte.

Romeo Vásquez García, quien forma parte del Frente Nacional Uniendo Lazos de la Comunidad LGBTTTIQ+, afirma que visibilizar a esta comunidad no sólo significa tener la oportunidad de aumentar la sensibilización respecto a sus derechos humanos. “También es la ocasión de convertirse en activos promotores de la igualdad”.