¡Viva la justicia manas!

Hace unos meses, les conté un horrible caso que sucedió en una escuela en Chile en donde un niño fue acosado por sus compañeros.

Sus padres se quejaron y contaron con la ayuda de nuestras hermanas del Movilh una asociación por la lucha de los derechos LGBT  en Chile.

¡Pues la justicia se impuso manas!

Llamaremos al niño Juan (para proteger su identidad) a quién sus 20 compañeros insultaron y atacaron.

Juan relató uno de los abusos en una hoja donde identificó a los agresores y los insultos que le dijeron. Con un desesperado llamado pidió ayuda: “por favor hagan algo”. La dirección del colegio no hizo nada.

La Superintendencia de Educación de Chile, luego de 4 meses de investigación, sancionó a la Escuela San Lázaro de la Salle a raíz de violentos episodios homofóbicos que sufrió un niño de sexto básico en manos de una veintena compañeros, sin que el establecimiento adoptara las medidas necesarias para paliar el daño causado, informó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile (Movilh).

La Superintendencia de Educación de Chile, informó a la madre de “Juan” : “Se logró establecer que el establecimiento incurrió en infracción”. En concreto, “el establecimiento no garantiza un justo proceso que regule las relaciones de los miembros de la comunidad escolar, motivo por el cual la autoridad regional impuso la sanción de multa al sostenedor”.

La madre y el padre del alumno, tuvieron que retirar al niño de la Escuela San Lázaro de la Salle para garantizar su integridad y seguridad

Los padres se mostraron contentos con la medida adoptada. Informaron que iniciarán junto al Movilh acciones legales contra el colegio.

Expresamos “nuestra alegría y satisfacción de que el fallo haya sido en favor de nuestro hijo. Ha sido un camino largo y tormentoso para todos nosotros y esta noticia nos da la convicción y la esperanza de que los niños homosexuales en este país no se encuentran desvalidos”, señalaron. “Estamos conscientes de que éste es un proceso que aún no ha acabado y que ahora más que nunca no debemos bajar los brazos. Lucharemos con más fuerza para seguir defendiendo a nuestro hijo y tenemos la fe de que esto servirá de ejemplo para muchos padres que por diversos motivos han visto el dolor en los ojos de sus hijos cuando se trata de orientación sexual”.

“Agradecemos a todos los que nos brindaron apoyo incondicional y sin reparos siguieron entregándole amor a nuestro hijo. En especial, agradecemos al Movilh por su constante preocupación y contención durante todo este doloroso proceso”, señalaron.

Oscar Remetería, vocero del Movilh señaló que “hoy se ha avanzando en justicia para un niño que a través de un llamado desesperado alertó a todas y todos sobre los abusos sufridos en colegios por quienes tienen una orientación sexual o identidad de género diversa. Este niño es un valiente, su lucha y la de sus padres un ejemplo que nos emociona y que deja huella”

“Ahora viene un lucha judicial que esperamos tenga similar resultado para que nunca más seamos testigos de abusos contra niños LGBTI y para que nunca más cuerpos directivos, como el de la Escuela San Lázaro de la Salle, dejen en el abandono, la desprotección y a merced de los atropellos de los derechos humanos a sus estudiantes”, finalizó.

¡Brava!

¡Y obvia estaremos pendientas del caso!

Fuente: Movilh