Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Por Diego Loyola

¡Hijaaas e hijooos del mundaaaaaa! Lles traigo un tema que meramente es de orgullo como hombres trans, ya que por desgracia en México y en otros países del munda, el trabajo de seguridad para hombres trans es nulo, pero esta vez nos quedamos como panochas de pingüinas porque al fin Argentina da un paso adelante y firme.

Mi adorado hijo Thiago Mendoza, que actualmente tiene 24 años, oficialmente el primer agente trans de la policía de Córdoba. Cabe mencionar que ya tenía tres de labora en la agrupación policiaca pero hace poco tiempo hizo su trámite de cambio de identidad de género.
Y es que la verdura en el calda no solo es de alegrarse por el cambio de identidad de mi hijo, sino que al igual la respuesta de familiares, amigos y sobre todo de funcionarios resultó ejemplars y digna de comunicar.

Mi Thiago, cuando recientemente ingresó a la policía de Córdoba, aún no iniciaba su transición de hombre trans. Apenas en 2017 se matriculó pero por desgracia en la institución entró con su identidad femenina. Sin embargo, manas, siempre tuvo clara lo que quería: ser hombre.

Mi hijo me comentó hace poco que al iniciar su transición, afortunadamente siempre tuvo el apoyo de su familia. Una vez entrado a la policía de Córdoba, le brindaron acompañamiento y también apoyo, lo más hermoso, manas, es que antes de realizar su cambio de identidad de género, él ya se presentaba como Thiago y lo aceptaban así mismo en la policía.

Hace dos meses, justo el 31 de julio para ser exacta y precisas, manas, obtuvo su identificación oficial, acta de nacimiento y credencial policiaca correspondiente a su identidad de género.

Esta noticia es de orgullo para la comunidad trans ya que el ministerio de seguridad de Córdoba también celebró por contar, ooobviamentaaa, con un policía trans en sus filas de seguridad.

El uno de septiembre mi querido jefe de la policía de Córdoba, Gustavo Vélez, y el ministro de seguridad de Córdoba, felicitaron a mi hijo Thiago reconociendo su identidad y al igual su trabajo.