Suscríbete y activa notificaciones de nuestro canal de Youtube 👉 Haz click aquí

Mientras el conocimiento avanza sobre el nuevo #Coronavirus la información fluye y cambia casi a diario.

Investigadores y funcionarios de salud pública continúan aprendiendo sobre su propagación, su tasa de mortalidad y quién tiene más probabilidades de enfermarse gravemente y morir.

Aunque aún se desconoce mucho, está claro que las personas mayores, las personas con otras afecciones de salud y las personas con sistemas inmunes comprometidos tienen una mayor probabilidad de enfermarse gravemente. Esto puede incluir personas que viven con VIH, especialmente aquellas con bajos recuentos de sus células CD4. Tomar algunas precauciones básicas puede reducir el riesgo.

Poz, una de las publicaciones online más reconocidas a nivel mundial que difunde información sobre el VIH publicó un artículo sobre lo que las personas viviendo con VIH deben de tener en cuenta frente a la pandemia de #Covid19 en donde entre cosas destaca:

Que la mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves que incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar. Alrededor del 20% desarrolla enfermedades más graves, como neumonía y síndrome de dificultad respiratoria aguda, que pueden requerir cuidados intensivos y en algunos casos, ventilación mecánica.

No todos los que contraen el virus tienen el mismo riesgo. Según un estudio reciente realizado por el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades de más de 45,000 casos confirmados, las personas con afecciones coexistentes tuvieron tasas de mortalidad más altas:
5.6% por cáncer
6.0% por presión arterial alta
6.3% por enfermedad respiratoria crónica
7.3 % para diabetes
10.5% para enfermedad cardiovascular.

El mayor riesgo se observó entre las personas de 80 años o más, con 14.8%.

No está claro si el virus puede permanecer en el cuerpo y luego recaer; si confiere inmunidad y de ser así, por cuánto tiempo; o cuál es la probabilidad de infectarse nuevamente.

COVID19 y personas que viven con VIH

En comparación con la población general, las personas con inmunidad comprometida tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad COVID-19 más grave. La población que vive con VIH está envejeciendo y casi la mitad de ella tiene más de 50 años de edad. Aquellos con recuentos bajos de células CD4, corren el mayor riesgo.

“Para un paciente con VIH que está en terapia antirretroviral estable y tiene un recuento normal de CD4, su riesgo ante el #Covid19 puede aumentar ligeramente. Las personas a menudo agrupan a los pacientes con VIH con otros pacientes inmunodeprimidos, pero el VIH es una enfermedad diferente de lo que era hace años. Para las personas que tienen un sistema inmunitario reconstituido debido al tratamiento, creo que el riesgo no va a ser tremendamente diferente “.

“Para los pacientes con cáncer que reciben quimioterapia, las personas con trasplantes de órganos sólidos o de médula ósea y aquellos que usan esteroides en dosis altas para enfermedades autoinmunes, el riesgo probablemente será más grave”, continúa. “Pueden eliminar el virus por más tiempo. Es más probable que desarrollen neumonía y más probabilidades de morir. No lo sabremos hasta que tengamos más información, pero a muchos de nosotros nos preocupa eso “, señaló el Dr. Steve Pergam, de la división de vacunas y enfermedades infecciosas del Fred Hutchinson Cancer Research Center.

Lo más importante: Lo que ya sabemos: Evitar saludar de manos, evitar tocarse cara, ojos boca con las manos sucias, lavarse las manos con agua y jabón, usar gel antibacterial.

Fuente: POZ